Borrachera de Gatorade

Primero fueron las sospechas sobre Saban por contratar a una personalidad tan bipolar y/o polémica como Lane Kiffin y seguidamente, la desconfianza absoluta de su propia parroquia por la dudosa capacidad de Blake Sims para disputar el puesto de QB titular, hasta el punto de “confiar” ciegamente (todo hay que reconocerlo) en un jugador que nunca antes vistió los colores Crimson & White. En cuatro semanas, ambos se encumbran como la pareja de moda en América y los fans de Alabama dejarían su particular complejo de sumisión post Sugar Bowl.

amari-cooper-florida

Vuelve la Alabama tirana. Aquella que hizo llorar a Tim Tebow o que humillaría por el título a unos entonces imbatidos Fighting Irish en Miami.

Pero no todo fue perfecto el sábado ante los Gators.

El equipo generó la friolera de 4 turnovers y 11 penalizaciones (para 80 yardas), mientras que Florida sumó sus 21 puntos totales, gracias a los fumbles de Kenyan Drake y DeAndrew White (retornado para touchdown) y una intercepción sobre Sims, que conseguiría dejar constantemente vendida a nuestra defensa ante distancias cortas. Es cierto que la propia D de los Gators es ball-hawking (su ratio es demoledor este año), pero créanme que pocos equipos pueden permitirse el lujo de plantar tantas piedras en su camino y superarlas hasta finalmente conseguir el control del partido, como así consiguió Alabama en la segunda parte.

La actitud, compromiso e inercia del grupo para superar todas estas adversidades, revela la mentalidad ganadora y de autoconfianza de un auténtico campeón, pero, en mi opinión, si hay un aspecto distintivo y que rememorará posteriormente a este equipo, será la figura de Kiffin.

Después de un par de A-days desastrosos y 4 años como absoluta comparsa y habitual miembro del scout-team, Blake Sims, un antiguo runningback, ha alcanzado un nivel que nunca nadie hubiera imaginado. Una vez que se le sustrajo la muñequera de jugadas y se redujo el ritmo de la hurry-up, atendiendo a la monitorización personal de Kiffin desde la banda, su efectividad y comodidad se disparó. Además, Blake mostró fortaleza y liderazgo después de lastimarse (con descuido) el hombro en un scrambling y volver del túnel de vestuarios, demostrando que no pretende abandonar a sus compañeros por muy grande que fuera la adversidad. Sims es, sencillamente, un jugador desconocido.

Lógicamente el responsable no es otro que aquel quien produjo tanta aversión y polémica a esta hinchada durante su etapa en Rocky Top. Sencillamente, Lane Kiffin es un genio ofensivo y lo está demostrando cada semana. El sábado fue su punto culmen hasta este instante.

Bama abrió su playbook ante la temida visita de Florida en el SEC-Opener y se pudo observar todo su potencial y dimensión con multitud de variantes y apariencias. Si a esto se añade la capacidad innata del amigo Kiffin para conseguir constantes desemparejamientos y encontrar vulnerabilidades, el resultado es el mayor número de yardas jamás encajada por los Gators en toda su historia con 672, mientras que Sims batió el record de yardas totales en un partido con 484, superando la antigua barrera establecida por Scott Hunter ante Auburn en 1969.

Fue genial el emparejamiento de Drake con el LB Antonio Morrison como puro receptor a lo Reggie Bush, mientras que Sims atacaría la garganta de la secundaria con lanzamientos profundos, algo que originalmente incluso se le acreditó como una debilidad (nadie respetaba su brazo), pero todo gira alrededor de la brutal capacidad de Kiffin para encontrar agujeros.

Me resulta fascinante descubrir la cantidad de oportunidades que puede identificarse abierto a Amari Cooper cada vez que Sims ejecuta un dropback.

Finalmente sano y de regreso a su estado de forma de hace dos temporadas, Cooper, con una inhabitual compresión del espacio, un fantástico equilibrio y una refinada habilidad para trazar rutas, sencillamente se hincha a recepciones y touchdowns, hasta el punto de liderar el país en estos momentos con 43 recepciones y 655 yardas (5 TD).

Mientras que siempre señalé que su temporada se proyectaría en los guarismos del año sophomore de Marqise Lee en USC con Kiffin, lo cierto es que Coop parece jugar en otra competición. El sábado pasado tuvo que “pegarse” con Vernon Hargreaves, para muchos el mejor cover-corner del país, y a pesar de su impecable esfuerzo, Cooper acabaría haciéndole un traje con un total de 10 recepciones, 201 yardas y 3 TD. Una auténtica barbaridad.

Me gusta mucho el rol que finalmente recibe Jalston Fowler como utilitario en el backfield, algo que ya anunciamos aquí mismo en pretemporada, mientras que esta semana también entró en acción OJ Howard, de quien se espera una explosión definitiva dentro del esquema de Kiffin, acostumbrado a focalizar su acción sobre grupos de TE y ahora mismo, inédito.

Sensacional fue también su playcall en la acción de screen sobre Derrick Henry en situación de tercer down profundo, anticipando la basculación de la defensa oponente y cogiéndoles fuera de posición, con Arie-K sujetando en el segundo nivel al único defensor sobre ese lado.

En la segunda parte, la línea ofensiva consiguió empuje y acabó extenuando a los Gators, instantes que Henry aprovechó para apilar multitud de yardas con su poderoso juego. Especialmente impresionado me dejó la actuación del novato Cam Robinson, alejando del backfield constantemente a todo un pass-rusher consumado como Dante Fowler y mostrándose inteligente, refinado y sumamente eficaz en sus acciones para este instante tan prematuro de su carrera. También me sorprendió lo vocal e integrado que ya se encuentra. Robinson demostró porque fue el recluta mejor valorado de nuestra prestigiosa clase. Y junto a él, la progresión de Arie-K parece no encontrar límites y, en mi opinión, me resulta un jugador muchísimo más eficaz y agresivo que su hermano, Cyrus, quien presentaba unas credenciales tan excepcionales como el propio Cam pero que nunca colmó las expectativas.

Mientras que el ataque experimentó una actuación jamás conocida en la era Saban (tanto en dimensión como en números y registros), la defensa, entonces habitual “blueprint” del programa, se alza también como No.5 total del país y a la chita callando.

Probablemente no sea ese grupo subyugador y orgulloso del pasado, pero conseguimos dejar a los Gators en 2 de 13 conversiones en tercer down (15%), frente a nuestros 12 de 16 (75%), además de limitarles en 200 yardas (93 de pase y 107 terrestres). Florida empleó poco más de la mitad de jugadas que nosotros utilizamos (55 frente a 87), por lo que su posesión también se vio finalmente reducida a la mitad, aunque repito, gran mérito aquí lo tiene el ataque que fue capaz de dar descanso a nuestros efectivos defensivos. Un ejemplo claro es el TD de Derrick Henry en el tercer cuarto que nos puso por delante, después de un drive de 16 jugadas, 66 yardas y más de 7 minutos de posesión. No hay que mejor defensa que esa.

De todos modos, me gusta mucho la progresión de Landon Collins, quien parece que finalmente coge las llaves de la unidad, empezando a demostrar el porqué de tan prestigioso reclutamiento. A pesar de encargarse del lado fuerte como safety, Collins mostró también un rango excepcional e inesperado y una de sus acciones en ayuda rememoró aquella intercepción de Haha ante Notre Dame. Fantástico fue también el envío que alejó con su mano del radio de acción de Valdez Showers ante la imposibilidad de interceptarlo y también consiguió interceptar otro envío atrapándole con una sola mano en el Rover, mostrando su tremendo talento y olfato. Clave fue también su placaje por detrás de la línea de scrimmage aprovechando un blitzing en un instante que Florida intentaba devolver la igualada al luminoso. Collins comienza a emerger en ese jugador dominante que se anticipaba.

Me gusta también el grupo de la línea defensiva con constantes rotaciones y apariencias, un aspecto que ya se pudo distinguir en el A-Day. DJ Pettway consiguió presionar con solidez a Driskel y afectar sus lanzamientos, mientras que Jarran Reed fue una roca y uno de los jugadores más destacados del partido. El novato Rashaan Evans parece ya habitual como uno de los Rabbit rushers en situaciones de tercer down, como así lo fue Ryan Anderson en tres puntos desde el edge.

Pero como Saban ya pudo señalar, la carencia de este equipo está en sus linebackers.

Tanto Trey DePriest como Reggie Ragland son auténticos thumpers, linebackers de otra época, construidos para apartar el polvo y detener el juego terrestre. El equipo sigue echando en falta la figura de CJ Mosley o alguien capaz de aportar su dimensión. Tanto Reuben Foster como especialmente Dillon Lee, no han sido capaces de dar ese paso adelante, por lo que Bama está abusando de grandes dosis de formaciones Dime con múltiples defensive-backs y subpaquetes donde Landon Collins patrulla el área que Mosley habituaba.

La secundaria comienza a ganar una cierta efectividad con el incremento del pass-rushing desde el front-seven, mientras que el novato Tony Brown entra ya en escena (su primera titularidad con la baja de Eddie Jackson) y Maurice Smith se le ve mucho más cómodo defendiendo dentro de los hashes, pero necesitamos a Jackson de vuelta.

La semana de descanso no pudo llegar en mejor momento antes de vernos las caras con Ole Miss el 4 de Octubre, el primer gran desafío de la temporada.

Son peligrosos y será hostil, pero definitivamente medirá el potencial de este equipo.

Con aspectos que mejorar por delante, es indudable (tanto en fundamentos o cohesión como simplemente en recuperar efectivos), el partido ante los Gators fue la institución del carácter e inercia que este equipo nunca encontró durante toda la pasada temporada.

Me hace creer que este equipo tiene sabor de playoffs.

Pero veremos cómo se desenvuelve en un ambiente hostil.

Esta entrada fue publicada en Partidos. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Borrachera de Gatorade

  1. Dave Baker dijo:

    Greetings from Alabama!
    Hope you gentlemen are enjoying the season so far. Coaches Saban, Smart and Kiffin are sitting atop a mountain of talent and look to be gearing up for another title run. With luck you folks well be able to catch the SEC games that will resume after this off week. Peace and Roll Tide Roll!

  2. Israel Llata dijo:

    Thanks for your comments, Dave. I appreciate so much any kind of words, both spanish and english, which are able to encourage to keep up the work, so I am glad to have you here and take yourself the opportunity to give us some props. And yes, I am enjoying the season so far, in fact, that is what it is explained in this article. How our offense (thanks to CLK) is being opened up as it never did before, and some budding stars on defense began to shine. Roll Tide!

  3. Ken Rainey dijo:

    Israel, un cálido saludo de un hincha del Crimson Tide de Colorado. Siempre leo con interés las entradas tuyas sobre el equipo de fútbol americano de Alabama. Son muy interesantes y casi siempre concuerdo con tu análisis. Suerte, y espero que tengas otra oportunidad en un futuro no muy lejano de asistir a otro partido del “Tide” en Tuscaloosa. Mi mujer y yo nos graduamos de la Universidad de Alabama hace muchos años (1967).

    ¡Roll Tide!

    Ken R.

  4. Israel Llata dijo:

    Muchas gracias Ken. Se agradece tu esfuerzo por enviarnos ánimos en español. Por cierto, escribes muy bien ¿Dónde aprendiste a hacerlo? Me alaga que te resulten tan interesantes y amenas las lecturas. Significa mucho para mi, de verdad. Como cualquier aficionado de Alabama en el otro lado del charco, mi pasión y amor por la universidad es incalculable. Sencillamente, una forma de vida. Mi viaje en Noviembre dejo atrás multitud de amigos, sensaciones y experiencias inolvidables, hasta el punto que el dia que tuvo que abandonar el propio estado para continuar mi viaje, fue muy duro y emotivo decir adiós, créeme. Tengo claro que volveré y espero que no pase demasiado tiempo para poder reencontrarme con todos aquellos recuerdos. Muchas gracias por tus palabras de aliento, amigo. Roll Tide!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s