Previa Temporada Regular 2014

A falta de pocos días para que el equipo viaje a Atlanta para enfrentarse en el Georgia Dome a West Virginia, les dejamos la que es nuestra previa para la próxima campaña 2014. El artículo está incluido dentro de la ficha de Alabama para la Guía de College Football de First & Goal que podéis descargar pinchando aquí.

Sin más redundancias, aquí está lo que esperamos de nuestros Crimson Tide:

Segunda parte de la era Saban

La hora de hacer resucitar la identidad del programa es ahora, esto fue lo que dijo Nick Saban en la primera rueda de prensa del primer entreno de verano. Y es que después de quedarse a las puertas de campeonato nacional y consecutivamente perder la Sugar Bowl contra Oklahoma, el equipo quedó tocado mentalmente.

“Si continuas haciendo lo mismo que siempre has estado haciendo, siempre encontrarás el mismo resultado, 0-2”. Así dice un póster colgado en las instalaciones de entrenamiento que el staff colgó para motivar al equipo. Este año se pierde una de las clases de jugadores de último año más éxito, pero por suerte para Alabama, no tienen que reconstruir a partir de esas pérdidas, sino que se recargan en todas las posiciones con los mejores jugadores de la nación.

Para resucitar esa identidad Saban también ha contratado a Bo Davis (DL coach) quien ya estuvo en Tuscaloosa (2007-2010) antes de irse a Texas; y también a Lane Kiffin como Coordinador Ofensivo/Entrenador QB (ex HC de USC 2010-2013) para suplir a Doug Nussmeier. Además se ha movido de nuevo a Kevin Steele para entrenar a los Linebackers y Kirby Smart junto a Saban entrenarán también a los Defensive Backs, una unidad con poca solidez el año pasado.

El ataque pierde 4 titulares, el OT Cyrus Kouandjio (2ª ronda Draft), el OG Anthony Steen, el WR Kevin Norwood (4ª ronda) y el QB AJ McCarron (5ª ronda).

Viendo los jugadores que Alabama se despide claramente todos nos damos cuenta el hueco que deja uno de los históricos Quarterbacks del programa AJ McCarron. A día de hoy Saban ha dejado claro que ese puesto lo ocupará uno de los dos, Jacob Coker (transfer de Florida State) o Blake Sims (QB Senior). Parece un quebradero de cabeza para los aficionados, pero no debería haber mucha preocupación, ambos jugadores han hecho un gran trabajo en los entrenamientos y seguro que Saban saldrá con un QB en el cual confiar para el primer partido contra West Virginia. Jake Coker es más el tipo de QB que Alabama siempre ha tenido, alto, fuerte y con buen brazo, incluso le disputó el sitio a Jameis Winston en FSU. Por otro lado, Sims no es el QB pocket-passer que Alabama utiliza, recordar que empezó como RB, pero conoce el programa y el playbook mejor que nadie, además su dedicación y compromiso son ejemplares para todos los demás chicos. Está claro que con la ayuda de Lane Kiffin ambos jugadores tienen la oportunidad de crecer y ser importantes para el equipo. Ya pudimos ver lo bien que el ex entrenador de USC desnvolupó a Matt Leinart y Matt Barkley (USC) y a Jonathan Crompton en su estancia en Tennessee.

Una de las cosas por las que no debería preocupar demasiado el resultado de esa lucha por el puesto de QB es la gran profundidad y calidad del grupo de Running Backs. “Run the damn ball, Lane”. Uno incluso estaría dispuesto a afirmar que es uno de los mejores grupo en la posición que Alabama haya visto. Tres nombres destacan: TJ Yeldon, Derrick Henry y Kenyan Drake. Una temporada igual que una de las dos anteriores y Yeldon hará historia siendo el líder en yardas de carrera de la historia del programa, poco que añadir a lo dicho anteriormente. Derrick Henry, bastante inutilizado el año pasado por Doug Nussmeier, el nativo de Florida tiene todas las armas para triunfar en Alabama, así nos lo enseñó contra Oklahoma, es todo un poderío físico de otro nivel, una vez traspasa la primera línea de defensa es prácticamente imparable, por su capacidad de romper placajes y una velocidad no propia para un RB de 1’93m y 110kg. Por último y por deméritos del propio jugador Kenyan Drake parece que será el 3r RB, otro running back que podría ser titular en muchos de los equipos de college, pero que su comportamiento fuera del campo le ha relegado a esta posición; una de las mejores comparaciones para describir a este jugador es fijarnos en cualquier RB de Oregon, de las mismas características. Por suerte, si las cosas no funcionan bien en el juego de pase, tendremos poca preocupación si la unidad mantiene un cierto nivel.

Para hacer de una tarea más fácil a Coker/Sims cabe resaltar el cuerpo de receptores, para muchos expertos el mejor del país. Los titulares serán caras concocidas por los aficionados: Amari Cooper, DeAndrew White y Christion Jones. Pero lo que hace tan buena esta unidad es su profundidad y la calidad de sus reservas: Robert Foster (freshman que puede tener un impacto desde week 1), ArDarius Steward y Chris Black; sin olvidar al true-freshman Cam Sims, quien sorprendió a todos desde el primer dia que llegó. Indiscutiblemente el líder de los receptores será Amari Cooper, quien parece estar mejor físicamente que el año pasado, además de arrepentido por el bajo nivel de la última temporada, si consigue una buena campaña tiene el talento para ser el primer receptor elegido en el próximo Draft.

La línea ofensiva tiene una experiencia con la que el año pasado no contaba, las dos ausencias no deberían notarse demasiado, Leon Brown ya acabó como titular en el sitio de Antony Steen y Cam Robinson es el sustituto ideal para Kouandjio, el freshman será otro caso Laremy Tunsil (OT Ole Miss) y empezará como titular en su primera temporada en una posición tan importante como es la de Left Tackle. La faena más importante para ellos será la de abrir huecos para que los RB puedan correr, en definitiva, trabajar bien para que Alabama haga lo que siempre ha hecho.

Para finalizar con el ataque tendríamos que destacar a tres jugadores que son y serán muy importantes para este ataque. Dos de ellos TE, Brian Vogler (senior) gran bloqueador y que proporciona una gran ayuda al juego de carrera, y también OJ Howard (sophomore) quien después de mejorar su juego de bloqueo verá más snaps y eso se convertirá en más pases recibidos y el año pasado ya vimos lo que puede hacer, recibir abierto como un WR y dejar atrás a los DB. La otra pieza importante del ataque es el FB/TE o como Saban lo llama H-Back, Jalston Fowler (senior), muchos han dicho que podrá ser la clave del ataque en la I-formation que puede usar Kiffin, tanto por el juego terrestre y aéreo.

La defensa pierde 6 titulares, pero no hay duda que Kirby Smart conseguirá que sea, como siempre, la parte más importante del equipo en los partidos. La pasada campaña acabaron concediendo 13,9 puntos partido, cuartos en la nación.

La línea defensiva pierde a los Ends: Ed Stinson y Jeoffrey Pagan, pero eso no significa que el grupo de un paso atrás sino que lo que en Tuscaloosa se verá es un pase hacia delante. Los jugadores que ocuparán sus puestos serán A’Shawn Robinson y Jonathan Allen; las estadísticas de A’Shawn en su año freshman hablan por si solas, y Allen tiene un gran atleticismo y además podrá aportar el pass-rush que tanto se ha echado de menos en Bama. No se queda solo ahí, Saban trajo a DJ Pettway (DE ex Alabama) y Jarran Reed (DT) de JuniorCollege, y ya se sabe lo bien que le han salido los DL que llegan de JuCo a Alabama. Presumiblemente, Brandon Ivory debería volver a ocupar el puesto de Nose Tackle, pero su comportamiento extradeportivo puede que le castigue y les de la oportunidad a Dalvin Tomlinson o al freshman Josh Frazier. Tampoco se debe olvidar al recluta 5 estrellas Da’Shawn Hand, que su trabajo en training camp puede colocarle bastante alto en el depth chart.

El cuerpo de Linebackers pierde a Adrian Hubbard, que incluso podría ser una baja positiva, y a CJ Mosley, posiblemente la mayor pérdida entre todos los que se fueron. Por lo que hace a los Outside LB, los jugadores que tienen todas las papeletas para ser titulares son Dillon Lee y Denzell Devall, pero se espera una gran rotación junto a jugadores como Xzavier Dickson, Rashaan Evans y Christian Miller; aunque falte por determinar desde donde partiran estos últimos, la posición de Jack o Sam. Trey DePriest, quien deberá liderar al equipo en placajes, volverá al centro de la defensa un último año, la única duda está en la otra posición de Middle Linebacker, Reggie Ragland y Reuben Foster se encuentran en una batalla para suplir a CJ Mosley, y hasta el season opener no estará nada claro.

Que dos jugadores de primer año tengan la oportunidad de ser titulares en la posición de Cornerback resume la poca solidez del grupo el año pasado. Además a eso se suma la lesión de Eddie Jackson, que aunque ya entrene Saban y Smart no le forzarán. A él se le suman Bradley Sylve y Cyrus Jones como CB que retornan y tienen posibilidades de ser titulares. Todavía es una incógnita quien empezará contra West Virginia; pero por suerte el recibimiento de los 5* Tony Brown y Marlon Humphrey ayudará mucho en cuanto a competencia y quien sabe si serán los próximos Hargreaves. Si uno tuviera que mojarse apostaría por Cyrus Jones y Tony Brown como titulares; Jones fue un CB bastante constante si le quitamos los partidos de Texas A&M y Auburn, y Brown se incorporó en enero, por lo que conoce mejor la universidad y el programa.

La pareja de Safeties tiene un componente y líder más que claro, Landon Collins. Está por determinar quien será su acompañante como FS, si Geno Smith o Nick Perry, eso siempre teniendo en cuenta que Jarrick Williams ocupe la posición de Star titular. Debería haber pocas dudas en este grupo, ya sabemos lo bien que Collins sustituyó a Vinnie Sunseri, veremos como lo hacen con HaHa Clinton-Dix.

Los country folks de Alabama están muy ilusionados por lo que puede hacer este equipo si se resuelven bien las dudas de pre-season, los antecedentes afirman que si a este equipo lo entrena Nick Saban no hay por qué preocuparse, aunque la incerteza siempre está ahí.

En diferencia al año pasado, Alabama tiene 3 partidos de preparación y experimentar antes de en la semana 4 enfrentarse a Florida en Tuscaloosa, para la situación de QB esto puede venirle de perlas. Después de una semana de descanso viajarán a Oxford para enfrentarse a unos Rebels que podrían hacer saltar la sorpresa y llevarse la victoria. Otro de los partidos ‘trampa’ es la visita a Tennessee, donde el equipo se encontrará con un Neyland Stadium lleno hasta la bandera y que será un infierno para Lane Kiffin. La visita a LSU siempre será dura y un final de temporada recibiendo a Mississippi State y Auburn aún más. En ese último partido, Iron Bowl, una vez más podrá decidirse quien irá al SEC Championship y de seguro que los jugadores de Nick querrán sacarse la espinita de la derrota con el final más inesperado de la historia.

El cuerpo técnico tiene confianza en el roster y como muchas veces se ha repetido, la clave del éxito se encontrará en el “WE”, el trabajo de equipo y compromiso.

Acerca de Julen Marin

Fiel seguidor de Alabama Crimson Tide y enamorado del College Football y su tradición. Para saber más de mi y ver todo lo que comento en Twitter: @JulenTide
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s