Primer Scrimmage | Análisis Semana 2

Desde que Saban saltara a la palestra el 31 de Marzo hasta que durante la noche del pasado sábado se comenzarán a publicar en Twitter las primeras informaciones del scrimmage, toda la atención de esta semana se centra en la inoportuna lesión del CB Eddie Jackson.



Jackson se lesionó el sábado en un ejercicio de no-contacto, después de caer sobre sus rodillas de forma poco ortodoxa tras un salto por intentar atrapar un pase, por lo que su lesión no se trata de un sobreesfuerzo o un golpe “gratuito” durante el scrimmage, donde eventualmente se pudiera culpar al staff técnico.

Nick Saban insistió toda la semana en el hecho que Jackson probablemente fuera nuestro mejor corner hasta la fecha y cierto es que los ejercicios del grupo giraban en torno a su figura, hasta el punto que Eddie comenzaba a ser inamovible de la habitual rotación de la unidad por promocionar y buscar oportunidades entre todo su plantel.

Para esperanza de la parroquia Crimson & White, Saban señaló que confía que Jackson llegue a tiempo para el otoño, pero cierto es que una habitual lesión del cruzado anterior puede demandar perfectamente hasta cinco meses de recuperación, aunque el propio Saban puntualizó (literalmente) que tiene afectados los ligamentos y no rotos, como originalmente informó Alex Scarborough de ESPN. He aquí un pequeño rayo de esperanza, pero personalmente no me resulta alentador teniendo en cuenta que una vez recuperado (mejorando los plazos), necesitará ponerse en forma y recuperar confianza y timing.

En la rueda de prensa del lunes como arranque de la semana, todo giró en torno a las habituales dificultades del equipo por arrancar de nuevo con el parón de las vacaciones. Otro punto caliente fue el tajante “rechazo” de Saban a aceptar los piropos de un periodista respecto al tremendo talento y profundidad de la línea defensiva.

Sinceramente, la opinión del periodista no fue nada desencaminada, porque el grupo tiene sobre el papel (como Saban insistió) un talento excepcional, pero CNS solamente intentaría escapar de esa atmósfera de autocomplacencia, asegurando que el grupo aún tiene un largo camino que recorrer y una reputación que ganar.

Otro de los temas estrella de la semana fue el clásico del depht-chart que a muchos parece preocupar, tanto a los propios jugadores como a medios afines. Saban insistió que su staff técnico no trata tal concepto y que nadie debería ofuscarse y/o preocuparse por el orden exacto de los ejercicios o cualquier actividad. Según su opinión, este es el momento exacto para que el grupo se centre en mejorar y progresar. Todo apunta a que Saban probablemente tenga y/o tuvo trabajo dentro del equipo con algún aspecto de madurez.

El DT Darren Lake es otro de los jugadores que copan la enfermería en esta primavera, pero su lesión fue en los ejercicios previos a los entrenamientos de estas fechas. Lake se fracturó un pectoral en el gimnasio y tuvo que ser intervenido en el quirófano para reparar la lesión. El viernes previo al scrimmage se le observó por primera vez en esta primavera con el habitual protector para sustentar su brazo afectado, mientras que Saban señaló que su lesión evoluciona muy bien y que estará de vuelta para los ejercicios de acondicionamiento de verano como inicio del campamento.

Sin Lake sobre el campo, se pudo observar al Juco Jarran Reed o al sophomore Korren Kirven trabajar como puros tackles tras Brandon Ivory. Incluso en algunos instantes durante la semana, los Jucos Reed y DJ Pettway se alinearon como puros ends junto con Ivory. En la vista rápida a la que tuvieron acceso los medios el sábado en el scrimmage, A’Shawn Robinson y Jarran Reed fueron los DE mientras que Ivory cerró el tackle. Sin lugar a dudas, Jarran Reed es uno de los jugadores a seguir y está en boca de todos.

Otro que definitivamente está fuera de la primavera es el WR DeAndrew White, quien aún continúa recuperándose de la operación de post temporada. Se le ha observado sobre el campo, pero lógicamente con camiseta negra de no contacto, además de hombreras y pantalones cortos, pero su trabajo no ha dejado de ser otro que de rehabilitación. Definitivamente, el staff técnico ha decido no tener prisa alguna con los plazos y permitir así que White se recupere con comodidad y paciencia (carrera continúa en cinta y piscina). Su lesión es de dedo del pie, muy familiar en Alabama estos últimos años y que nuestro staff médico ha solventado con gran éxito después de los casos de Kevin Norwood (la primavera del año pasado) y Eddie Lacy. White acompañó el sábado a Darren Lake en las gradas del BDS.

Otro nombre relevante del equipo que está lidiando con problemas físicos es el ILB Reuben Foster. El joven linebacker ha experimentado una semana con una carga importante de repeticiones como MLB acompañando a Trey DePriest y su progreso ha sido ascendente, sin embargo, un pinzamiento de un nervio del cuello, parece llevar molestándole desde que arrancara la primera y conseguiría agravarse con el scrimmage del sábado. De todos modos, Saban señaló que es una lesión menor que no evitará que continúe ejercitándose.

Pero definitivamente nuestra secundaria parece sufrir un gafe.

Desde el primer día, el staff técnico se mostró especialmente entusiasmado con el tremendo talento del cornerback rookie Tony Brown e incluso pareció todo un contendiente por un puesto de titular como CB, con lo que eso supone en un equipo tan complejo y exigente sobre este apartado del juego, sin embargo, Brown se cayó sobre un obstáculo en un ejercicio de velocidad con el equipo de pista, volviéndose a resentir de la lesión de hombro que sufrió en los entrenamientos del All-American de Under Armour el pasado mes de Diciembre. En el scrimmage del sábado se le observó vistiendo camiseta negra de no-contacto y Saban puso en duda que volviera a ejercitarse con el equipo de pista en esta primavera. Al fin y al cabo, el chico firmó una beca con el equipo de fútbol y el staff técnico no pretende asumir más riesgos.

A pesar del contratiempo con la baja de Eddie Jackson y los problemas físicos de Tony Brown, el movimiento de Kirby Smart centrándose en la secundaria, parece tener satisfecho a todo el mundo. Landon Collins señaló que es una ventaja para el grupo que Smart les dirija, especialmente por dos aspectos: es su defensa y su pasado como defensive-back en Georgia.

Aunque las estadísticas de la pasada temporada no fueran especialmente significantes, es evidente que la unidad retrocedió en producción, mientras que la inconsistencia fue la nota predominante en la primera temporada de Greg Brown como responsable (ahora en Louisville). Saban apuntó que muchos de los defensive-backs que retornan este año pueden emerger como muy buenos jugadores, pero necesitan enfatizar su liderazgo, confianza y habilidad para realizar ajustes sobre la secundaria y construir la química que el grupo necesita. Sin embargo, el compromiso de los jugadores trabajando muy duro, tiene satisfecho a CNS.

El viernes se observó al equipo trabajar con apariencias de Dime durante el segundo periodo de acceso a los medios. Trey DePriest se situó como el LB principal y resultó muy interesante ver trabajar al OLB Dillon Lee supliendo temporalmente a Jarrick Williams en la demarcación de Star. Geno Smith fue el Money, mientras que los safeties fueron Nick Perry y Landon Collins, quienes parecen inamovibles en sus respectivas posiciones. Eddie Jackson (antes de lesionarse) y Bradley Sylve fueron la pareja de CB, pero seguramente ahí entre Cyrus Jones.

En el grupo de linebackers, todo parece señalar que Trey DePriest emerge como esa figura solemne que se anunciaba, mostrando gran liderazgo y experiencia. Su primavera está siendo muy consistente, igual que la de Dillon Lee, quien nuevamente lideró al grupo de la OLB por delante de Denzel Devall. Con ellos trabajaría el ILB Reggie Ragland (hasta en dos sesiones), incluso en algún punto de la semana se observó a Lance Thompson (coordinador de los linebackers exteriores) impartiéndole instrucciones extra en los ejercicios específicos del grupo. En esos días se pudo ver a Ragland hacer tándem con DePriest, mientras que Reuben Foster se emparejó con el novato Shaun Dion Hamilton.

Fuera de todas las lesiones mencionadas, la otra gran noticia (negativa) de la semana fue la publicación del arresto del runningback Altee Tenpenny por posesión de marihuana.

En las horas previas al entrenamiento del miércoles, se supo que Tenpenny fue detenido el 24 de Marzo en su localidad natal de North Little Rock en Arkansas. Tiene citación judicial el 10 de Abril y Saban emitió un comunicado donde anunció que recibirá las oportunas medidas disciplinarias que el equipo gestionará internamente. Por ahora, Tenpenny continuó trabajando con el grupo con normalidad y todavía está por comprobar cuál será el castigo dentro del doghouse particular de Saban. El orden del grupo en los ejercicios fue TJ Yeldon, Derrick Henry, Kenyan Drake, Jalston Fowler y el propio Tenpenny, entre otros.

Uno de los hombres de la primavera está siendo Derrick Henry, quien recibió los halagos del propio Saban después de que declarara que experimenta una “primavera excepcional”. Difícil de comprender como de significante podría ser su posición actual dentro de los ejercicios, pero se le observa trabajar segundo tras Yeldon y por delante de Kenyan Drake. Después de su excepcional actuación ante Oklahoma en la Sugar Bowl, los fans seguimos expectantes con la temporada que tiene por delante, pero la titularidad como RB continúa en manos de Yeldon.

El FB/HB híbrido Jalston Fowler probablemente sea uno de los jugadores que mayores frutos está recogiendo con la contratación de Lane Kiffin. Según su opinión, el ataque de Kiffin se basa en envolver mucho más al fullback como una opción importante para mover el balón. En el último año de Kiffin con los Trojans, su ataque empleaba hasta dos fullbacks diferentes. Fowler asegura que ahora tiene que conocer los movimientos de los receptores y h-backs, y según su opinión, este es un aspecto que ayuda a todos. Comprender como se mueven el resto de jugadores dentro del ataque, ayuda a estar más preparado y ser más efectivo.

La unidad de runningbacks siguió poniendo énfasis en la demandada protección del balón.

La nota predominante en la línea de ataque han sido los constantes movimientos, impronta habitual de cada primavera con Nick Saban.

En las primeras cuatro sesiones, Leon Brown fue el tackle titular sobre el lado ciego, sin embargo, en la vuelta al trabajo la oportunidad fue para Brandon Greene. El novato Cam Robinson continúa sin moverse como el tercer LT. Grant Hill está probando algo en el center y guard, además de trabajar en su posición natural de tackle derecho. Brown trabajó en múltiples posiciones durante la semana después de sustituir a Anthony Steen como RG en la Sugar Bowl. El miércoles Brandon Greene trabajó también como RT, mientras que Austin Shepherd, habitual en esa demarcación, ocupó el lado ciego. Finalmente en el scrimmage las posiciones iniciales que observaron los medios fueron Shepherd como LT junto con Arie Kouandjio y Ryan Kelly como center. Sobre el lado derecho, Alphonse Taylor fue el guard y Leon Brown el tackle. Lo que está claro es que el trío que forman Kouandjio, Kelly y Shepherd, incluso junto con Taylor, son titulares bastante estables en este instante de la temporada.

La revelación de la primavera parece que emerge en la figura del novato Cameron Sims.

El receptor de Monroe en Louisiana, parece haber dado un salto cualitativo en su posición dentro de los ejercicios individuales, como segundo en la demarcación de wideout por detrás de la estrella Amari Cooper. Sims está sorprendiendo por su combinación de tamaño, físico y atletismo con movimientos muy fluidos que recoge la atención de los más curiosos. Otro que también tiene pinta de futura estrella es Robert Foster. En el slot, Christion Jones continúa liderando el grupo con Chris Black detrás de él, además de Raheem Falkins.

Amari Cooper lideró los ejercicios y se le observa muy enchufado, corriendo las rutas con agresividad como así constataron sus guarismos en el scrimmage, donde parece que cada temporada siembre el terror de la secundaria. Otro de los receptores que recibió los halagos de Saban fue Christion Jones y de ambos valoró su dilatada experiencia y conocimientos.

La posición que más escrutinio recibe de los medios, la de quarterback, sigue siendo la más hermética de todo el equipo.

En este orden, Blake Sims, Alec Morris y Cooper Bateman, Saban señaló que son los más preparados del plantel para jugar en este instante. Las parejas de trabajo las compusieron Blake Sims con Alec Morris y Cooper Bateman con Parker McLeod, aunque si surgió algún tipo de orden de selección, los medios de comunicación fueron incapaces de recoger alguna pista. De todos modos, Morris parece que se sitúa por detrás de Sims, quien fue el quarterback del primer equipo en el scrimmage del sábado.

La progresión de Blake Sims ha recibido halagos hasta del propio Saban (dijo que está tomando comando del ataque) y se supo que trabajó individualmente durante las vacaciones con Ken Mastrole, antiguo quarterback y preparador privado. Muy interesante fue observar a Sims hablar con los medios acerca de la competición y su impresión de los entrenamientos tras las sesiones, algo un tanto inhabitual y extraño que no ocurrió cuando McCarron compitió en su época por un puesto de titular.

Sobre el papel, las estadísticas de los quarterbacks en el scrimmage resultó fantástica, pero la realidad (según Saban) es que no respondieron especialmente bien en determinadas situaciones. La protección de la línea de ataque tampoco estuvo donde se exigió y los quarterbacks recibieron demasiada presión sobre el pocket, por lo que fueron incapaces de operar con comodidad y soltura. De todos modos, Saban se mostró satisfecho con la progresión individual.

Por ahora, el novato David Cornwell no entra dentro de las quinielas. Saban señaló que todavía no se encuentra recuperado 100% de su lesión en el instituto y continúa portando un protector sobre su rodilla operada. No parece molestarle en los lanzamientos, pero sí que se reconoce cuando trota para cambiar de ejercicio. De todos modos, Cornwell continúa progresando y Saban está encantado con el tremendo potencial que proporciona.

En los equipos especiales, la graduación de Cody Mandell y la falta de efectivos, ha obligado que Adam Griffith trabajé simultáneamente como kicker y punter. Se espera que reciba ayuda con la llegada este verano del punter JK Scott, pero la situación es tan peligrosa en este instante que incluso Alec Morris está probando de punter como póliza de seguros. Morris ocasionalmente se ocupó de responsabilidades como punter en su instituto de Allen en Texas. De todos modos los walk-ons John Pizzitola, antiguo kicker en Spain Park, y el sophomore de Monterrey (México), Adrian Lamothe, están recibiendo oportunidades. El trabajo de Griffith está siendo fantástico (en field-goals y kickoffs) pero tampoco el staff técnico tiene mucho donde evaluar hasta que Scott aparezca para los entrenamientos de otoño.

En el terreno administrativo, durante el fin de semana se especularía con la contratación de Tosh Lupoi para ocupar la vacante dejada por Kevin Steele como director del departamento de personal. El miércoles Lupoi se personó en el entrenamiento en T-town, a pesar de que la universidad todavía no había oficializado el acuerdo. Lupoi procede de Washington donde estuvo bajo las órdenes de Steve Sarkisian (ahora con los Trojans) y su área de influencia como reclutador en la PAC-12 se considera muy significante, a pesar de tener que lidiar con sospechas por pagar por la tutoría de un recluta durante el instituto (absuelto posteriormente después de una investigación de seis meses por la NCAA).

Saban se mostraría muy satisfecho con el esfuerzo y fortaleza mental del grupo durante el scrimmage para ser el primero de toda la presente primavera. El concepto de “unión” del equipo parece que es mucho más poderoso este año y la gente está más focalizada.

Evidentemente, la ejecución pudo ser mucho mejor, mientras que los ejercicios situacionales necesitan bastante trabajo, pero se consiguieron buenas acciones, se corrió con bastante solidez y en líneas generales la intensidad en ataque fue buena. En defensa, la actuación del primer equipo fue sólida, pero se redujo con los segundos equipos.

A continuación un desglose de las estadísticas publicadas por el departamento de prensa de la Universidad de Alabama con respecto al scrimmage. Se puede apreciar que los tights-ends no formaron parte de la valoración:

Lanzamientos

Blake Sims: 16 de 23 para 227 yardas y 2 TDs (75 yardas y 1 yarda).

Cooper Bateman: 14 de 25 para 102 yardas.

Alec Morris: 9 de 12 para 57 yardas.

Carrera

Kenyan Drake: 11 intentos para 60 yardas y 1 TD (7 yardas de recepción).

Tyren Jones: 10 para 49 yardas.

Derrick Henry: 12 para 40 yardas.

Altee Tenpenny: 13 para 40 yardas.

T.J. Yeldon: 7 para 20 yardas y 1 TD.

Recepción

Amari Cooper: 10 recepciones para 190 yardas y 2 TDs.

Cameron Sims: 2 para 48 yardas.

Altee Tenpenny: 3 para 23 yardas.

Christion Jones: 3 para 21 yardas.

Raheem Falkins: 2 para 21 yardas.

Defensa

Trey DePriest: 8 placajes.

Denzel Devall: 5 placajes, 2 para pérdida de yardas y 1 sack.

Reggie Ragland: 5 placajes, 1 sack y 1 lanzamiento desviado.

Landon Collins: 4 placajes, 1 para pérdida de yardas y 1 FG bloqueado.

Jarrick Williams: 4 placajes y 2 lanzamientos desviados.

Anotaciones

2 de pase: Blake Sims (1 yarda y 75 yardas).

2 de carrera: Kenyan Drake (7 yardas).

Esta entrada fue publicada en Primavera. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s