Semana 4 | Colorado State 6 @ #1 Alabama 31

Se veía venir. La batalla y éxtasis de la victoria en College Station del sábado pasado, el retorno a T-town de Jim Elwain a cargo de los Rams y los diversos cambios, bajas y castigos que anunciaba Nick Saban durante la semana, hacían presagiar que el partido resultara infumable.

Digo partido pero, aunque suene pretencioso, Alabama disputó literalmente un scrimmage, un entrenamiento televisado por ESPN y abierto al público donde Saban incluso aprovechó como casting para la secundaria.

Nuestra intensidad y concentración fue muy sospechosa durante toda la noche, y sin desmerecer la actitud y el esfuerzo de Colorado State (no pretendo ser irrespetuoso, chapó a los Rams), solamente hay que fijarse en el marcador de 11 puntos de distancia para comenzar el último cuarto y frente a un rival flojete de la MWC (derrotas ante Colorado y Tulsa), para comprender que algo no iba nada bien.

La gran sorpresa de la noche antes del kickoff fue el trío de titulares como cornerbacks.

Con la baja por lesión de Deion Belue (dedo del pie), Nick Perry (hombro) y Jarrick Williams (problemas de visión), Saban decidió aprovechar la oportunidad y cargarse a John Fulton tras su particular resaca post Mike Evans y probar de una tacada con una nueva secundaria, fuera de los safeties que continuaron siendo Haha Clinton-Dix y Vinnie Sunseri. Los novatos Eddie Jackson y Bradley Sylvie fueron la pareja de cornerbacks de inicio, mientras que Geno Smith volvió a su puesto de titular como Star, después de haber sido suspendido por DUI en la pretemporada y perder su puesto en manos del propio Williams.

Jim McElwain (nuestro exitoso coordinador de ataque desde 2008 hasta 2011) fue agasajado en su retorno a The Capstone y su presunto conocimiento de nuestros esquemas y entresijos defensivos, resultó en una nueva exposición de nuestras carencias sobre ese lado del balón. Los Rams nos volvieron a enchufar otro saco de yardas con 279 en 64 jugadas ofensivas (respecto a nuestras 48 acciones) y un total de 13 primeros downs (UA 16), pero lo más preocupante fue comprobar la multitud de oportunidades que CSU no aprovechó para evitar que el marcador no fuera tan abultado y tan poco revelador de lo acontecido.

Por su conocimiento de nuestra D, McElwain nos lo puso dificil

McElwain explotó nuestra secundaria con constantes Cross-patterns, lanzamientos cortos y Screen-plays, donde especialmente fuimos incapaces de detener el Pick-up del runningback saliendo del backfield y que permitió que los Rams aseguraran constantemente el primer down. El true-freshman Maurice Smith fue otro de los novatos que también dispuso de minutos por primera vez, mientras que Cyrus Jones probablemente fue uno de nuestros jugadores más consistentes sobre ese apartado del juego, algo que no es especialmente alentador teniendo en cuenta que Cyrus es un jugador que está siendo reconvertido sobre la secundaria. De todos los novatos, posiblemente Eddie Jackson fue el que mejor impresión dejó, pero la actuación del grupo no pasó de ser meramente instructiva y con afán de acumular tiempo de juego que nos permita evolucionar efectivos en la secundaria.

El game-plan ofensivo y play-calling de Doug Nussmeir también resultó bastante cuestionable, telegrafiando cada una de sus jugadas que fueron destruidas por el OLB Shaqui Barrett y un omnipresente Aaron Davis que pasó la escoba en cada una de nuestras acciones en campo abierto.

También se ausentó el RG Anthony Steen (con migrañas después de sufrir una conmoción ante los Aggies), quien fue sustituido por Kellen Williams y la línea de ataque volvió a sufrir numerosos problemas de comunicación y ejecución. En el segundo drive del partido, Arie-K volvió a mostrar sus deficiencias saliendo de su posición en un Pull y fue incapaz de contener el extremo, donde Aaron Davis placaría para pérdida de yardas a Kenyan Drake en su frustrado intento por doblar la esquina. Fue un claro ejemplo de nuestros problemas de ejecución y técnicos para evitar que penetraran en el backfield y consiguieran acceder a nuestros runningbacks.

Austin Shepherd, de los pocos que se salvan de la quema

La nota positiva una vez más volvió a ser el TE true-freshman OJ Howard, quien se confirma cada semana como la revelación y la gran novedad de la temporada. Howard nos proporciona de una dimensión desconocida en ataque y volvió a hacer daño en sus Seam-routes y en el Flat siempre que McCarron le buscó y AJ parece confiar en el novato. Howard trabajó de forma sólida en la línea de ataque y regaló algunos bloqueos en campo abierto dignos de reseñar. Me gustó el apunte de Matt Millen en la retransmisión sobre las características de Howard y su comparación con Ozzie Newsome, una de las leyendas Crimson & White.

Con la suspensión momentánea de TJ Yeldon (bien entrado el segundo cuarto), Jalston Fowler estrenaría capitanía y puesto de titular como runnigback, donde tuvo sus balones.

La primera incursión de Alabama en el territorio de los Rams nada más arrancar el partido, acabó en un field-goal de 46 yardas fallado por Cade Foster. Su disparo salió desviado sobre el lado izquierdo de los goal-post, mientras que anotaría “llorando” su siguiente intento sobre idéntica distancia. La breve actuación de Foster con sus dos intentos de field-goal (por primera vez en toda la temporada), dejó un sabor de preocupación a la parroquia, especialmente cuando haya que echar mano de su pierna en una situación crítica. Si no recuerdo mal, Adam Griffith incluso ejecutó un extra-point durante los minutos finales del Backup-team y habrá que ver si Saban acaba apostando por el joven kicker, después de que Foster no mostrara signos de especial confianza ¿Alguien recuerda la inconsistente temporada del 2011?

En cambio, quien continúa mostrándose fantástico es el punter Cody Mandell y nuestra cobertura de equipos especiales, donde Landon Collins infringe el terror como gunner. Mandell promedió unas sólidas 45 yardas en 5 intentos (máxima 53 yardas) y nuevamente no se permitió ninguna acción en equipos especiales. Su promedio por ahora es de 47,2 yardas (prácticamente 3 puntos respecto a la anterior temporada), que le sitúa momentáneamente como el número 4 de la conferencia SEC. Sin duda, otras de las mejoras de este equipo en un área donde los Squads de Nick Saban en Alabama no habían sido especialmente fructíferos.

McCarron estuvo inconsiste con sus decisiones y lecturas

Con Amari Cooper en la banda reservado por precaución (molestias en su pie) y Kevin Norwood vestido de calle (lesión en la pierna), Christion Jones volvió a echarse a la espalda el ataque (los mejores números de recepción de su carrera), consiguiendo las acciones más trabajadas y complejas ante tráfico. Ya lo comenté previamente, este chico no es quien más ilusión despierte ni el jugador con mayor talento y físico del Squad, pero su aportación está fuera de toda duda y es un auténtico jugador de equipo, capaz de proveer rédito en cualquier apartado del juego. Ha conseguido dar un paso adelante, después de haber sido incluso proyectado como defensive-back en la primavera junto a Cyrus Jones quien, en cambio, se mantiene en la demarcación.

DeAndrew White también tuvo una actuación consistente en acciones profundas, que es donde mejor aprovecha sus características físicas, e incluso AJ pudo buscarle en muchas otras oportunidades. Una acción suya Over-the-top sobre la secundaria  oponente y otro big-play de Christion Jones, dejaron en bandeja la anotación terrestre de Kenyan Drake.

En la siguiente secuencia ofensiva de CSU, los Rams se vieron obligados a alejar el balón en cuarto down y en la protección del punt concentraron demasiada atención sobre Landon Collins, despejando el camino para que Kenyan Drake penetrara el backfield y bloqueara el punt, dejando el balón en las manos del linebacker Dillon Lee, quien anotaba a placer y subía así el segundo touchdown del día. La jugada puso en manifiesto la habilidad atlética de Drake y la dimensión tan valiosa que proporciona a nuestro backfield junto con Yeldon y Fowler.

La primera parte no dio para mucho más. Garret Grayson siguió teniendo éxito sobre nuestra secundaria pero fue estéril (los Rams no superaron el medio campo), mientras que TJ Yeldon aprovechó un buen bloqueo controlando el extremo de Brandon Greene (como TE puro) para escaparse con un big-play terrestre de 38 yardas. El drive acabó con el field-goal convertido de Cade Foster y que situaba 3 cómodas anotaciones de distancia para el descanso.

El grupo de linebackers continúa jugando a un buen nivel

El cuerpo de linebackers es uno de los pocos grupos que experimentó una actuación sólida. Adrian Hubbard fue de los jugadores más destacados del encuentro, controlando los extremos, moviéndose de una banda a la otra y realizando acciones con efectividad.  DePriest y Mosley estuvieron correctos como acostumbran, mientras que Xzavier Dickson fue de los pocos que consiguió poner un mínimo de presión sobre Grayson, ya que el pass-rush volvió a brillar por su ausencia.

Un lanzamiento demasiado bombeado y suave de McCarron fue interceptado por Bernand Blake tras ganar la posición y adelantarse en el salto a Kenny Bell, después de que McCarron pareciera deshacerse del balón ante la presión de los Rams.  Si el TE Kivon Cartwright no deja caer el envió de Grayson en el Wheel-route, seguramente hubiéramos hablado de otro encuentro. CSU se conformaba transformando un field-goal de 45 yardas en su primera incursión en territorio Crimson & White.

A partir de entonces, nos sumergimos en 3 consecutivos “tres-y-fuera” que incluso acabaron siendo abucheados por un exigente público que demanda mucho más de su ataque.

Landon Collins comienza a justificar su estelar reclutamiento

Aunque los Rams acabaron pecando de pardillos (comprensible teniendo en cuenta la magnitud del envite), nuevamente su dupla de receptores Rashar Higgins y Joe Hansley siguió campando a sus anchas en el BDS y alcanzarían campo profundo de Alabama. El gran trabajo durante toda la noche del safety Landon Collins como hombre en el Dime y encargado de limpiar las rutas intermedias, frustraría el drive y nuevamente CSU se conformaba con un field-goal de 31 yardas. Collins parece haber encontrado finalmente un rol importante como Money y su habilidad atlética y endiabla velocidad le convierten en una arma efectiva para limpiar todo aquello que acontezca entre la línea defensiva y la pareja de safeties. Su rango es brutal.

En un snap roto de CSU, Grayson pelearía por su vida escapando del backfield y Trey DePriest cometía un fumble sobre su espalda que sería aprovechado para que posteriormente McCarron encontrara completamente abierto en la endzone a DeAndrew White, después de que este aprovechara un desajuste de cobertura en la secundaria de los Rams.

Cyrus Kouandjio no está demostrando su clase élite

Hubo tiempo para ver como Shaqui Barrett le hacía un traje a Cyrus-K con un fantástico movimiento en el pass-rush que Cyrus fue incapaz de contrarrestar con un buen empleo de sus manos y que ocasionó el sack sobre McCarron (sólo encajamos dos), mientras que Altee Tenpenny y Derrick Henry dispusieron de algunos minutos de la basura. Es más, nuestra última anotación llegó con un cómodo Screen-play del QB backup Blake Sims que Chris Black anotaría a placer, después de que la defensa de los Rams entregara la cuchara. Fue su primera  recepción y anotación en college. Black es un jugador que personalmente espero impaciente su contribución.

El partido se cerró con un sack del DT true-freshman A’shawn Robinson que se anotaría otro a su cuenta particular y por segunda semana consecutiva.


El fan carmesí con ánimo positivo comprenderá este partido como un scrimmage o un mero trámite donde trabajar fundamentos, enmascarar nuestro juego y proporcionar minutos a nuestros jugadores más inexperimentados, mientras que todo aquel de corte más negativa, seguramente se muestre preocupado después de una actuación paupérrima y vulgar que nuevamente mostró carencias pero ante un rival mediocre de la conferencia MWC.

Vosotros decidís cual escoger.

Yo por naturaleza escojo la segunda y espero equivocarme teniendo en cuenta la inminente visita de los Rebels y el estado de forma actual de los Bayou Bengals.

Esta entrada fue publicada en Partidos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s