Previa de la Primavera 2013

Ya dejamos atrás el NSD, las cábalas y toda la burocracia entorno a nuestros reclutas más demandados en la presente clase y nos adentramos ahora en el primer instante de la temporada para trabajar y evolucionar los aspectos más puramente deportivos. A escasas dos semanas de adentramos oficialmente en la primavera y con el programa de acondicionamiento de invierno finalizado, éste es el primer instante del año donde el coaching staff se pone el mono de trabajo, se arremanga el jersey y hace trabajar a cada uno de los integrantes de la plantilla.

Los entrenamientos de la primavera no deciden un depth-chart ni tampoco las titularidades para el opener de Septiembre ante Virginia Tech en Atlanta, sino que es el momento de la temporada donde el staff técnico tiene la gran posibilidad de evaluar, trabajar y refinar fundamentos, además de ir estableciendo las bases puramente deportivas de la presente temporada. Es el momento para que los más jóvenes y los novatos comiencen a incrementar su rol y a empollar el sistema, poniendo en práctica y ante el staff técnico toda la preparación previa a la primavera.

El calendario de trabajo se divide en una suma de prácticas intercaladas por pequeños scrimmages (preferentemente semanales en Abril) hasta el evento final, en este caso el A-Day Game, como simulación de un encuentro habitual de la conferencia SEC, con la particular diferencia de que éste se disputa entre los propios componentes de la plantilla, divididos en Crimson & White y primera frente a segunda unidad.

spring-practices-2013-schedule

En Alabama el A-Day se ha convertido en un evento muy especial cada año. Nick Saban cambió el concepto (especialmente comercial) de los spring-games el día que 92.138 fieles (y algunos miles más en las proximidades del estadio) abarrotaron la configuración anterior del Bryant-Denny Stadium, solamente cuatro meses después de que Saban fuera presentado como el nuevo director de la nave. Desde entonces, el encuentro ha reunido una media de más de 86.000 seguidores, mientras que el año anterior de la era Saban con Mike Shula, apenas se registró la mitad de este extraordinario registro.

Para los habituales de ESPN-Player, probablemente podamos tener acceso a este encuentro el próximo 20 de Abril (21:00 CET por ESPNU), como otros muchos spring-games destacados de la conferencia SEC y de la propia red ESPN.

Abril será un buen mes para solicitar una nueva suscripción.

STAFF TÉCNICO

Este área es uno de los apartados que más caras nuevas vislumbrará durante las primeras prácticas de la primavera.

La columna vertebral y la filosofía continuará inamovible respecto al año anterior con la fórmula compuesta por Nick Saban como máximo responsable, Doug Nussmeir dirigiendo el ataque, Kirby Smart la defensa y Bobby Williams los equipos especiales, sin embargo, ante la multitud de ofertas y cantos de sirena, varios han sido los movimientos esta offseason entre la jerarquía de coordinadores.

Como coordinador de la secundaria, Jeremy Pruitt abandona el puesto tras ser nombrado nuevo coordinador defensivo de Florida State. Greg Brown se hace cargo del área después de llegar con un currículum de tres décadas de experiencia en el negocio (las tres últimas temporadas en Colorado y Arizona) y 15 años como asistente en la NFL.

La llegada de Cristobal supone salvaguardar la excelencia en la línea de ataque.

Una de las adquisiciones estrellas de Saban ha sido contratar a Mario Cristobal como nuevo responsable de la línea de ataque tras la marcha de Jeff Stoutland a la NFL, después de aceptar la oferta de los Philadelphia Eagles como coordinador de su línea de ataque. El trabajo de Stoutland ha sido inconmensurable después de liderar a la (probablemente) mejor unidad de toda la historia del programa, sin embargo, Cristobal presenta credenciales para causar un gran impacto y paliar sobradamente la marcha de éste. Pocos son los que comprenden el despido de Cristobal como head-coach de FIU después de experimentar las primeras dos temporadas victoriosas del programa y sus dos primeros viajes a una bowl. Cristobal se presenta como un fantástico reclutador con un importante área de influencia en Florida, especialmente en la ciudad de Miami, donde es originario.

Otro movimiento es la contratación de Billy Napier como sustituto de Mike Groh en la tarea de coordinador de receptores. Groh aceptaría la oferta de los Chicago Bears de la NFL, después de destacar como figura reclutadora (mejor reclutador del año según 247Sports.com) y experimentar un éxito tremendo con un novato como Amari Cooper. Napier fue originalmente asistente en Alabama el año anterior (responsable del control de calidad del ataque), por lo que estamos ante una figura que conoce la casa y su metodología de trabajo. Jim McElwain se lo llevó consigo a Colorado State como su asistente y entrenador de quarterbacks.

Será agradable recibir de vuelta a Kevin Steele, previamente en el staff defensivo de Alabama las temporadas del 2007 y 2008, para convertirse en el nuevo director de personal de jugadores (un símil de director de recursos humanos) y en uno de los máximos responsables en el área de reclutamiento. Steele proviene de Clemson, donde estuvo al cargo de la defensa y su unidad de linebackers los tres últimos años. El puesto de director de desarrollo de jugadores será para Kerry Stevenson, sustituyendo así a Kevin Sherrer después de aceptar el cargo de coordinador defensivo de South Alabama. Stevenson llega del mundo de instituto después de ser el head-coach de Vigor High School en la localidad de Prichard (Alabama) estos últimos 10 años.

Las marchas son sensibles pero los movimientos de Alabama han sido acordes al nivel de las posiciones vacantes, por lo que los Crimson Tide volverán a presentar un plantel de lujo para sacar el máximo rendimiento durante la primavera a este maquinaria.

ATAQUE

En el lado ofensivo del balón, el gran objetivo será continuar instalando el ataque de Doug Nussmeir después del éxito experimentado en los tres últimos meses de la temporada. Su comienzo en The Capstone fue ligeramente discutido con decisiones un tanto controvertidas, sin embargo, en los últimos instantes de la temporada, Nussmeir empezó a introducir conceptos de no-huddle y diferentes variables en el juego terrestre sobre su base de spread-offense, que pagaron grandes dividendos. La motivación de Nussmeir será continuar con la progresión y maduración de su sistema, por lo que no le faltará trabajo esta primavera.

La línea de ataque es uno de los áreas que más atención y escrutinio recibirá después de que puntales como Chance Warmack, Barrett Jones y DJ Fluker decidieran dejar huérfana a (posiblemente) el mejor grupo que jamás se haya visto en Tuscaloosa. Ryan Kelly será el principal encargado de reemplazar en el center a toda una leyenda como Barrett Jones. Kelly recibió honores All-SEC Freshman al año pasado como backup de Jones y se habrá beneficiado de su tutela trabajando a la sombra. Ya fue probado como póliza de seguros de Barrett (con problemas físicos) en los entrenamientos previos al campeonato nacional. Será muy importante que Kelly vaya ganando compenetración y confianza con AJ McCarron en la ejecución del snap.

Cyrus Kouandjio es el siguiente gran LT de Alabama.

En el interior sobre el lado izquierdo de Kelly como left-guard se puede proyectar Chad Lindsay. Su contribución ha sido meramente anecdótica hasta este instante, por lo que necesitará separarse de la competición con jugadores menos experimentados como Isaac Luatua. En el lado opuesto como right-guard, Anthony Steen continuará su progresión ascendente como uno de los líderes vocales del grupo, mientras que en el blind-side Cyrus Kouandjio se encuentra frente a la temporada donde puede asegurarse varios millones de dólares como selección Top 10 del Draft. El staff técnico intentará construir profundidad en el interior con jugadores como Kellen Williams o Arie Kouandjio, mientras que el tackle derecho será una competición abierta con Austin Shepherd, Brandon Greene o incluso el novato procedente del Juco Leon Brown, quien podría encontrarse frente a una situación ideal para ganarse un puesto de titular esta primavera, teniendo en cuenta la confianza de Saban para encajar jugadores procedentes desde esta vía.

El ataque definitivamente estará sobre las manos y dirección de AJ McCarron, quien decidió retornar a Tuscaloosa como senior para disfrutar de toda una plétora de armas a su alrededor. Será también muy interesante disfrutar de la feroz batalla por un puesto de backup de McCarron (con miras a la siguiente temporada 2014) con la participación esta primavera de los reclutas recientemente firmados Cooper Bateman, Parker McLeod y Luke Del Rio (walk-on), además de los que ya se encontraban en el campus, Blake Sims, Phillip Ely (se especula con el transferring) y Alec Morris. Sencillamente va a haber tortas por conseguir una simple suplencia.

Una de las piezas clave y más infravaloradas del ataque fue el fullback híbrido Jalston Fowler, hasta que sufrió una grave lesión de rodilla ante Western Kentucky. Fowler proporciona una dimensión especial en paquetes de I-formation y sencillamente el rol que desempeñaba desapareció meteóricamente del game-plan de Nussmeir. Será interesante comprobar su estado de salud (es poco probable que llegue para esta temporada), así como la del runningback Dee Hart después de sufrir ACL ante Ole Miss (misma rodilla el año anterior durante el verano). Alabama continúa recibiendo talento de forma inagotable en la posición, mientras que Hart comienza a encontrarse en ese instante de inflexión en su carrera. Su estado de salud y por lo tanto participación, pende de un hilo.

Derrick Henry es una auténtica fuerza de la naturaleza con 6-3 y 243 libras.

Este extraordinario talento lo representa el fabuloso recluta Derrick Henry. Después de destrozar el libro de récords del estado de Florida (y nacionales) con más de 12.000 yardas terrestres, será interesante comprobar el impacto, progreso y adaptación de este especimen de la naturaleza, quien incluso presenta tamaño para ser profesional desde este instante. Hay quien incluso sugiere su proyección a la unidad de linebackers, pero estoy seguro que Saban salibará ante la oportunidad única de comprobar su impacto como runningback. La principal preocupación de Henry esta primavera será intentar arrebatar balones a TJ Yeldon (dueño y señor de la unidad), Dee Hart, Jalston Fowler o el explosivo Kenyan Drake. Casi nada lo que tiene por delante.

Quien dispone de una oportunidad fantástica es el recluta OJ Howard después de que el h-back Brent Calloway fuera expulsado del equipo y Kelly Johnson se graduara. Howard representa una dimensión aérea completamente radical a la que habitúa el programa en la demarcación, por lo que podría encontrar acomodo como h-back en determinados paquetes, compartiendo la posición con Brian Vogler, quien jugaría más próximo a la línea de scrimmage como un bloqueador extra, además de proveer ayuda como válvula de escape. La graduación de un clásico y titular indiscutible como el tight-end Michael Williams, permite que tanto ellos como Harrison Jones (hermano de Barrett) compitan por conseguir un puesto de relevancia dentro del sistema ofensivo de Nussmeir.

En el cuerpo de receptores, Marvin Shinn ha dejado el equipo y Danny Woodson no participará en la primavera tras ser suspendido después de violar reglas del equipo. Un aspecto importante es comprobar el estado actual de salud de DeAndrew White, clave como speedster y go-to target en la unidad. White sufrió una lesión de rodilla ante Ole Miss. Kevin Norwood también acabó el año tocado con multitud de problemas y su participación en la primavera se encuentra sobre el aire. Norwood es uno de los receptores de confianza de McCarron, después de salir del anonimato con una actuación fabulosa ante LSU en el campeonato nacional.

Amari Cooper está llamado a ser el heredero de Julio Jones en Alabama.

Ciertamente la lesión de White disparó el impacto como true-freshman de Amari Cooper. El cielo es el límite para este chico y su objetivo será depurar su juego y compenetración con McCarron en el objetivo por disfrutar de la temporada que le confirme definitivamente como una de las grandes estrellas del presente en el negocio.

Kenny Bell es otro de los objetivos aéreos importantes del programa que sorprendió a propios y extraños calentando en Miami en el duelo ante los Irish después de romperse la pierna y necesitar poco más de un mes de rehabilitación. Finalmente el staff técnico decidió no correr riesgos y todo apunta que su participación en la primavera será completa, después de mostrar tolerancia y una habilidad extraordinaria para recuperarse.

DEFENSA

En ésta su sexta temporada al cargo de la defensa, muchos fueron los que especularon con la marcha de Kirby Smart en busca de nuevas metas y oportunidades, incluso con Auburn metiéndose en medio en su objetivo por contratar a un nuevo entrenador, Smart finalmente decidiría continuar con su batuta en The Capstone como uno de los asistentes con mayor reputación y éxito del negocio.

Alabama es popular en todo el país por su particular esquema defensivo 3-4 abarrotado de jugadores grandes y físicos, especialmente sobre su frente defensivo, sin embargo, la tendencia del grupo es de adoptar aspectos de 4-3 (en un 80% de las oportunidades) sobrecargando la línea defensiva, además de emplear constantes apariencias de nickel en el back-seven. Teniendo en cuenta el historial de dificultades de Bama para defender a jugadores del corte de Johnny Manziel, será interesante comprobar la futura dirección filosófica que adopta Kirby Smart. Alabama parece inclinarse en reclutar y formar jugadores defensivos cada vez más ligeros y rápidos, adaptándose a los nuevos tiempos que corren en college football.

Brandon Ivory se presenta como el siguiente nose-tackle masivo de Alabama.

En la línea defensiva, Brandon Ivory se proyecta como el siguiente objetivo inamovible de la defensa sobre el nose-tackle. Ivory dispuso de multitud de minutos como backup de Jesse Williams y presenta el tamaño masivo y férreo anclaje que Alabama tradicionalmente demanda para el nose. Su impacto en el juego terrestre se evidenció durante instantes de la temporada, por lo que su proyección como titular es manifiesta. Darren Lake, quien no sufriría redshirting el año pasado, intentará presionar a Ivory en la competición por un puesto de titular, mientras que Wilson Love (impresionó en el anterior A-Day), Korren Kirven o Dakota Ball proveerán de profundidad en la demarcación.

Jeoffrey Pagan es otro de los jugadores que más impresionó en el limitado número de oportunidades que dispuso (22 placajes y 1,5 sacks), llegando incluso a incrementar sus minutos de juego en la rotación según avanzaba la temporada. El objetivo es que llene el vacío de Damion Square y Quinton Dial, quienes se graduaron esta temporada. Tanto Pagan como LaMichael Fanning son pass-rushers con una habilidad más natural que éstos. Ed Stinson parece que se será el responsable del end opuesto como senior después de un bagaje de dos años de titular, mientras que Dalvin Tomlinson (sufrió una lesión de rodilla en su año senior de instituto en un partido de soccer) se proyecta como uno de los jóvenes baluartes de la unidad.

Jeoffrey Pagan fue una de las sensaciones en las pocas oportunidades que dispuso.

Se espera mayor producción e impacto de Xzavier Dickson en la demarcación de Jack (5 placajes para pérdida de yardas y 3.5 sacks), una de las razones de los constantes problemas de Alabama en cobertura el año pasado. Denzell Devall viene pegando fuerte desde atrás después de incrementar paulatinamente sus minutos de juego como backup del Jack en su año de true-freshman. El Jack es una demarcación que necesita especialmente experimentar mayor progreso del que proporcionó el año pasado, por lo que es un apartado que el staff técnico necesitará trabajar con mayor hincapié si no se esperan experimentar los problemas del año pasado para infringir presión sobre el backfield oponente.

En el lado opuesto de la unidad, se espera que incremente el rol, impacto y liderazgo de Adrian Hubbard (uno de los jugadores más disruptivos del año pasado con 7 sacks). El impacto del Sam ha cambiado drásticamente (en responsabilidad y producción) con la llegada de Hubbard, en una especie de híbrido o pseudo Jack, por lo que las expectativas también se han disparado. Jonathan Atchison es un jugador con un talento fantástico pero que en su año junior aún es incapaz de encontrar un hueco como uno de los hombres importantes del grupo. Su objetivo será proveer de competición a Hubbard y asegurar la demarcación ante posibles contratiempos.

Los linebackers DJ Pettway y Tyler Hayes ya no están matriculados en la universidad tras ser ambos expulsados por los casos recientes de robo y violencia sobre estudiantes en el campus, por lo que Alabama necesitará ganar profundidad en la unidad. Mientras tanto, CJ Mosley cogerá el testigo como el siguiente gran linebacker de Alabama. Mosley no es grande ni especialmente atlético, pero no hay nada que este chico no haga bien, siempre con mucho orgullo y gran efectividad. Vocalmente no es un jugador destacado, pero se espera un progreso vertical en este apartado con motivo de su primer año como titular y líder indiscutible de la defensa. Proveniente de Ohio, Trey DePriest le acompañará en el interior proveyendo de efectividad de tackling y tenacidad, mientras que será interesante comprobar la proyección de Reggie Ragland como una póliza de seguros. Un caso opuesto es el de Tana Patrick, llamado a ser un hombre importante en el interior como un recluta con prestigio en el instituto pero que se muestra sepultado en el depth-chart.

Ha’Sean Clinton-Dix tiene un futuro espléndido por delante.

En la secundaria el principal objetivo será intentar reemplazar la habilidad de playmakers e impacto de Dee Milliner y Robert Lester (especialmente el primero). Ha’Sean Clinton-Dix se proyecta como el claro sustituto de Lester (y nuestro único defensive-back que probablemente reciba honores All-SEC de pretemporada) tras asaltar la titularidad en la quinta jornada, pero encontrar un relevo de garantías para Milliner será bastante más complicado.

Deion Belue, Geno Smith y Bradley Sylve pelearán por conseguirlo. Ningún cornerback reclutado llegará hasta Junio, por lo que es un área que Nick Saban tendrá que trabajar personalmente a fondo durante este periodo para así cubrirse las espaldas en Agosto. Además, John Fulton no participará tras operarse de un pie en la postemporada (se perdió los cuatro últimos encuentros después de mostrar signos prometedores). Se le estimaron 3 meses de recuperación y tampoco participó en el programa de invierno.

Este es el momento que esperaba Landon Collins.

Como cabía esperar, Landon Collins impresionó en equipos especiales (siempre uno de los primeros en llegar profundo como un auténtico misil) y ahora es su momento para cimentar un puesto de titular como safety. Collins fue un recluta de extraordinario pedigrí tras ser arrebatado de las garras de LSU en Baton Rouge y es considerado un atleta muy especial, por lo que sobre el papel debería vencer a Vinnie Sunseri en la competición por un puesto como acompañante de Ha-ha en el back-seven. Sunseri podría proyectarse finalmente a la demarcación de Star por su habilidad de blitzer, motor y buenas lecturas en zona, pero en cobertura al hombre está más limitado que Collins.

Nick Perry es otra opción en el safety por su experiencia aunque su producción e impacto es bastante pobre por ahora. Habrá que comprobar también el estado de salud de Jarrick Williams (fue importante en equipos especiales) tras sufrir ACL en Agosto del año pasado. Alabama no ha firmado a ningún safety en la clase de este año y pierde a un antiguo recluta cinco estrellas como Eddie Williams, expulsado recientemente del programa por sus problemas con la ley y que había sido movido a safety para paliar la propia baja de Jarrick Williams.

EQUIPOS ESPECIALES

En equipos especiales, el punter Cody Mandell retorna con tres años de experiencia a sus espaldas, así como el kicker (especialista en distancias profundas) Cade Foster y los retornadores Christion Jones y Cyrus Jones (tanto en punts como kickoffs). Las bajas más sensibles esta primavera serán el kicker (especialista en distancias cortas) Jeremy Shelley y especialmente el long-snapper Carson Tinker, quien tras tres años de titular no se le contabiliza ningún snap erróneo tanto en el 2011 como 2012. Esta particular demarcación quedará vacía y sin un claro candidato en la primavera hasta que el recientemente reclutado Cole Mazza (número uno del país en la posición) se matricule en Junio, por lo tanto Alabama necesita con urgencia ir proyectando jugadores en la demarcación y ganar así profundidad, a pesar de que se espera que Mazza proporcione un impacto inmediato en Agosto.

Cody Mandell siempre destacó como un excelente pooch-punter con 41 punts durante su carrera dentro de la yarda 20 y su vertical progresión ha acabado en su año junior con un promedio de 44,28 yardas, quinto en la SEC con sólo 1,3 yardas por detrás de Dylan Breeding de Arkansas. Si su proyección continúa con esta progresión natural, Mandell podría emerger como un auténtico All-SEC y uno de los puntales de la unidad.

Adam Griffith tras el fieldgoal ganador en la OT que valió el título de Class AA.

La esperanza de la unidad como kicker en distancias medias/cortas es Adam Griffith, quien puede presumir de haber recibido una oferta de beca de Alabama en el instituto, después de ser valorado como el mejor kicker de toda su promoción. Griffith tiene incluso el talento y potencial para hacerse cargo completamente de la posición y será interesante comprobar la pugna que mantiene con Foster por arrebatarle responsabilidades. Sin embargo, en los kickoffs es probable que sea bastante más complicado ganarle el puesto a Foster, después de que éste asegurara 46 touchbacks en 99 kickoffs (en comparación a los 15 touchbacks en 165 kickoffs entre 2010 y 2011).

Después de los fumbles de Cyrus Jones en varios retornos de punt, será interesante comprobar quien prueba el staff técnico esta primavera con objetivo de presionar a Jones. Candidatos nos encontramos múltiples con Deion Belue, Jabriel Washington o Chris Black, todos ellos jugadores de impacto en la disciplina en sus épocas de instituto.

Otro área que la unidad deberá trabajar con sumo detalle es la cobertura, un apartado donde Alabama habitúa números bastante mediocres estos últimos años.

Esta entrada fue publicada en Primavera. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s